El complemento de mujer infalible para mantener todo en su sitio. Organiza tus imprescindibles de maquillaje en su interior y eleva el toque fashion de cara al exterior. Aprende a combinar tu bolso con tus prendas o desafía la tendencia: elige tu bolso primero. No más “tira y afloja”, este accesorio es ideal para sumar en tu outfit. No hay cartera que valga la sensación de llevar las manos libres. ¡Toma nota!

5 looks para combinar un bolso

Al rojo vivo

Un modelo cuadrado y mediano es digno de una dueña todoterreno. Después de fichar la forma que más te guste, decide el color. Si ya tienes el clásico azul marino en el armario, adéntrate en las miles de tonalidades de rojos. ¡Tiene más virtudes de lo que crees! Utiliza el comodín de estampado animal print en tu outfit o combínalo con prendas vaqueras.

Bolso de color rojo y forma cuadrada de asa

CheckEvita que este color sea el tercero en discordia y suponga un suspenso en moda. Esta exclusividad que le caracteriza no anticipa una compra fallida. Sólo debes prestar atención en crear el contraste justo. Forma un triángulo amoroso con el dúo de tonos blanco y negro.

Modo bandolera

Lo novedoso en los años setenta es ahora víctima de la moda cíclica (aquella que se repite periódicamente). El bolso tipo bandolera arrasa temporada tras temporada. Cómodo y bonito para terminar la ecuación de un outfit de calle. Escapa de lo ordinario y utiliza una tonalidad rosa palo, tanto en tus planes informales como en los de fin de semana. Conjúntalo con prendas de cuero, abrigos de lana, estampados vibrantes… La dulzura de este matiz suaviza las fórmulas más extravagante.

Bolso tipo bandolera de color rosa palo

Check Los bolsos de este tipo tienen la virtud de tener múltiples posiciones. Según el momento y el lugar, utiliza la doble asa o llévalo cruzado (a modo de bandolera). También puedes llevarlos en la mano, lo que más práctico te resulte. Cuando te canses de verlos de una manera, cámbialo a otra.

Deja huella

Personalizar un bolso no solo significa crear un modelo desde cero sino tener la posibilidad de añadir tus iniciales bordadas. Participa en la creación de tu próximo complemento y encuentra una nueva adquisición fiel a tu estilo. El mantra para combinarlos es que las gamas más luminosas como el amarillo o el mostaza van a juego con las prendas más básicas (en tonos tierra). Guíate por el protagonista de tu look: la ropa o el bolso.

Bolso shopping de tipo saco de color amarillo personalizado

CheckSegún tu altura, debes vigilar el tamaño de tu bolso. Un bolso grande condiciona a las personas de baja estatura e influye negativamente sobre su apariencia. No obstante, no tires la toalla con los de tipo shopping y elige la versión mediana. ¡Seguro que alguno te encaja!

En clave elegante

El mini bolso es el hermano menor de toda su categoría. Vistos en cinturones, en botines o como collares, actúan como bolsillo para llevar lo justo y necesario. Un acontecimiento como una cena especial o una fiesta de etiqueta puede ser el momento indicado para llevarlos. Viste en clave elegante, con un vestido o unos pantalones de vestir y un abrigo de paño. Echa mano de tu bolso exclusivo como si se tratara de la joya de tu armario.

Bolso pequeño de color negro con flecos

Bolso cápsula

En el vestidor cápsula sólo resisten las prendas y los accesorios que superan las crisis y los cambios de armario. El bolso acolchado con asa de cadena no te deja de gustar por mucho que cambien tus preferencias. Si te decantas por una paleta pastel y un color azul claro (turquesa o celeste), combínalo con los neutros (gris, negro, blanco o beige). 

Bolso de tipo acolchado de color azul oscuro
Te puede interesar

Artículos relacionados