ENVÍO 3,90 €

TALLAS 34/50

ENVÍO 24/48 h

PAGO 100% SEGURO

965013397

NO ES SOLO ROPA, ES VALENTiNA
American Express Apple Pay Mastercard PayPal Visa

    Con la llegada del entretiempo, no existe un mejor aliado que una camisa blanca. Esta prenda tan clásica y de fondo de armario adquiere un mayor protagonismo con la entrada del otoño. Independientemente de cómo la lleves, es la mejor compañera de tus looks. Debajo de abrigos o erigiéndose como las protagonistas, ¡las queremos todo el rato! En las épocas en las que podemos salir con sandalias y acabar con blazers por la noche, las camisas blancas son la clave de todos tus estilismos. Desde VALENTiNA hemos recopilado algunos looks con camisa blanca con los que siempre irás favorecida y adecuada a cada ocasión.

    5 ideas para combinar una camisa blanca

    Con jeans y blazer

    Combinar una camisa blanca con unos jeans es una de las composiciones estilísticas más sencillas y comunes. Y es que, a pesar de su sencillez, este mix funciona de maravilla. Te recomendamos encajarlo con dos elementos: una blazer y unos tacones. Este outfit que a simple vista no tiene ninguna complicación es perfecto para ir a trabajar. De este modo, refutarás el tópico de que los tacones son sólo para looks arreglados. Si quieres que este outfit sea espectacular, añádele un bolso rojo de polipiel. ¡Un toque con el que cambiarás todo el estilo del conjunto! Por otra parte, a este mismo look puedes añadirle cualquier tendencia del momento. Por ejemplo, combina la camisa blanca y los jeans con un collar de eslabones dorado. Los accesorios te permiten conseguir el toque especial que estás buscando.

    Look con camisa blanca, jeans y blazer

    Falda blanca

    Combinar una camisa blanca con una falda denim en el mismo tono es un look perfecto para salir a tomar algo el fin de semana. Al escoger dos prendas en la misma tonalidad, jugar con los tejidos y las formas de las prendas es un recurso importante. Combina una falda mini en denim blanco ajustada con una camisa blanca oversize con volumen. Un estilismo con mucha armonía al que solo tendrás que añadirle unas gafas de sol de estilo cat eye en tonos tierra y negros para sumar un punto más chic. Con este tipo de look, jugar con las mangas de tu camisa puede darle un rollo distinto: puedes arremangarse o doblarlas para crear efecto en tu outfit. Por último, si eres adicta a las últimas tendencias opta por un colgante fino de colores con conchas marinas que aporte frescura al look total white.

    Camisa blanca oversize y falda blanca denim

    Cuero

    Una de las opciones que está triunfando sobre todo en el street style es combinar camisas blancas con prendas de cuero. Ya sea un pantalón o una falda midi. El contraste entre materiales y tejidos crea un outfit de 10. Combina unos jeans de cuero asociados al look de noche y sexy con una camisa blanca de estilo romántico. Este contraste es un acierto porque reduce la sensación de look nocturno de los pantalones. Si eres más de falda, escoge una de cuero negro y de corte midi. A esto suma unas sandalias de tiras. Sin duda, ¡un lookazo! Puedes rematar con una coleta baja, labios rojos y unas gafas negras cat eye. Un look de inspiración retro con el que no pasarás desapercibida.

    Look con camisa blanca y pantalones de cuero

    Con shorts oversize o pantalones relajados

    Si existe una prenda que encaje a la perfección con una camisa blanca son los pantalones oversize cortos. Un look perfecto para irte a tomar algo al salir de trabajar y con el que irás comodísima. Para compensar el corto de los pantalones, escoge una camisa blanca XL y arremángate. A esto añádele un bolso que capte toda la atención. Por ejemplo, un bolso mini con perlas, uno XXL de rafia o una bandolera transparente.

    Si lo tuyo no son los pantalones cortos, la versión de los pantalones largos relajados con camisa blanca abotonada es la tuya. Combina una camisa blanca con unos pantalones fluidos del mismo tono. Deja que la camisa caiga por fuera de los pantalones buscando un total look relajado y oversize. Perfecto para ir de compras, hacer turismo o pasear. Este look monocromático sólo pide unas sandalias en un color que contraste con el total white. Unas sandalias llamativas en tono negro son la opción ideal para terminar con un look insuperable.

    Camisa blanca combinada con shorts

    A modo vestido

    Si hay algo por lo que se caracteriza una camisa blanca es su versatilidad. Esta prenda ofrece la opción de usarla a modo de vestido. Escoge una camisa XXL ya sea de manga corta o larga y póntela con unas sandalias de tacón finas o unas botas de estilo cowboy. Un look impecable con una sola prenda. A este mix añade un bolso de polipiel negro o un cinturón para crear el efecto doble prenda si tu camisa es muy larga. Si te gusta ir a la última, estás de suerte. Las camisas oversize con cuellos bobo son un must esta temporada. Escoge una camisa de este tipo y añadele cualquier complemento. Gafas de sol, ganchos de perlas o diademas extravagantes. Una camisa blanca bonita no necesita nada más que llevarla con estilo.

    Search