Un tejido que cuando empieza el invierno, apetece. Ha evolucionado de estar en jerséis y chaquetas a faldas, vestidos y lo que se te ocurra. Una prenda con infinidad de apariencias. Con la vuelta al trabajo, necesitas un cambio radical de armario. Por esta razón, merece la pena invertir en prendas de punto de diario. Estilismos que te hagan sentir cómoda a la par que bonita. Están más de moda que nunca.

5 looks de punto

Un jersey particular

Si el clásico jersey te parece una prenda holgada poco favorecedora, una pieza de punto con un diseño diferente te sentará de lujo. Utiliza el jersey como si se tratara de una sobrecamisa. Un top o camiseta serán la base de tu outfit. Pon atención a los colores destacados de esta estación que se avecina: verde, camel, lila o teja, entre otros. Prepárate para recibir el nuevo clima.

Jersey con obertura lateral de color teja

Un total look

¿Adicta al total look de punto? El conjunto de dos piezas es todo lo que está bien. Lleva tu cárdigan con una falda o con un pantalón, ambas prendas del mismo color. Puedes llevarlo junto o por separado y así explorar otras combinaciones. Palabra de estilista, tienes que hacerte con uno.

Conjunto de cárdigan y falda de color verde

CheckSi te gusta dar forma a tu silueta, ceñir tu cintura con un cinturón es tu salvación. Diferencia la parte superior de la inferior de tu atuendo escogiendo otra tonalidad para el accesorio. Puedes utilizar el mismo complemento para tu vestido y para, más tarde, tu pantalón.

Detalles de punto

A menudo, los básicos necesitan ser menos predecibles con algún tipo de detalle en su apariencia. Los bolsillos en camisas, vestidos o abrigos sacan punta a esta creatividad. Puedes aprovechar un vestido neutro y darle una chispa de ingenio. Ve a por las mangas abullonadas, cremalleras, botones y escotes de pico o de cuello redondo. Tienes variedad de estilos que sacan tu verdadero yo.

Vestido con bolsillo de punto y estampado de cuadros

CheckLos detalles con tejido de punto hacen que la prenda no sea vista igual. Para no caer en la monotonía, apuesta por ellas. También puedes advertir este material en accesorios como son guantes o gorros. Todo lo que sea ropa de abrigo para este invierno es un acierto.

El vestido de punto

¿Hay algo más comfy que un vestido de punto para invierno? Se trata de una prenda viral. Cortos, largos, ajustados, con vuelo en la falda... ¡Son superpoderosos! Si tu color favorito es el negro, improvisa con el bicolor. Has de saber que todos los colores son el nuevo negro. Las rayas, las flores o los puntos son el quid de la cuestión. Combínalos con unas botas cowboy, de piel o acolchadas.

Vestido de punto con raya rosa

CheckCuidado con escoger tus rayas. Hay que tener en consideración el grosor de éstas, la separación entre ellas y su dirección. Te desaconsejo utilizar rayas verticales a menos de que sean líneas muy finas. Por lo que las horizontales son las que mejor sientan sin dar volumen.

Con pantalón

¿Quieres desprender rollazo? Tener un chaleco es lo mejor que te puede pasar. Si no te despegas de tus prendas de siempre, esta pieza diferenciará tus looks. Es fácil de integrarlo en cualquier outfit, desfila tus modelitos exclusivos. Podría estar hablando de los competidores de la chaqueta, no hay primavera u otoño que se les resista. Funciona con leggins, maxi camisas o cualquier pantalón. ¿Ready to wear? ¿Preparada para llevarlo?

Chaleco de punto color gris

Artículos relacionados